Equilibrio y la ley en el antiguo Egipto: Diosa Ma'at

Diosa Maat
Diosa Maat

La ley egipcia se basó en el valor cultural central del Ma'at (armonía y equilibrio) que fue la base de toda la civilización. Ma'at fue establecida al principio de los tiempos por los dioses cuando la tierra y el universo fueron formados. De acuerdo con una versión de la historia, el dios Atum emergió de las aguas turbulentas del caos para quedarse en la primera tierra seca, el ben-ben(la colina que tiene forma de una piramide) primordial, para iniciar el acto de la creación. La fuerza de la magia (heka) estaba con él, personificada en el dios de la magia Heka, y fue esa fuerza que dio poder al maat, el principio que más tarde fue personificado como la diosa del mismo nombre. Maat permitió que el universo y la vida en la Tierra funcionara como debían -en equilibrio- y heka era el poder que sostenía el maat. El egiptólogo Richard H. Wilkinson escribe:

"Para los egipcios, heka o 'magia' era una fuerza divina que existía en el universo como 'poder' o 'fuerza' y que podría ser personificada en la forma del dios Heka ... su nombre es así explicado como 'el primer trabajo.' "

La primera "creación" de Heka fue ma'at, y así el concepto de equilibrio y armonía como un aspecto esencial de la vida se convirtió en la convicción más profunda de la sociedad egipcia del inicio del período dinástico (c. 3150 - c 263 aC ) en adelante. Aunque la personificación de Ma'at como una diosa no aparezca hasta el Imperio Antiguo (c. 2613-2181 aC), el valor que ella representaba -al igual que la magia que sostenía ese equilibrio- parece evidente en la arquitectura y en las ranuras de la Predinástica. Período en Egipto (c. 6000 - c. 3150 aC), estableciendo este valor como la base central para la sociedad que entonces se desarrolló.

Paquete Egipto y Hurghada Mar Rojo 13 días/12 noches 5***** desde U$ 1150

DESARROLLO PRECOCE DEL DERECHO

Si las personas hubieran sido capaces de reconocer los beneficios de vivir sus vidas de acuerdo con el ma'at, no habría necesidad de leyes, pero una vez que los deseos egoístas a menudo superan el sentido común, la gente actúa en su propio interés - y en el gasto de otros - necesitaban ser castigados y ejemplos y precedentes establecidos para otros que podrían ser tentados a hacer lo mismo.

Aunque alguna forma de código de leyes parece haber existido, los arqueólogos no descubrieron ningún documento similar a un conjunto codificado, como el Código de Ur-Nammu o el de Hamurabi de Babilonia. La obra literaria egipcia conocida como El cuento del campesino elocuente, del Reino del Medio (2040 - a 1782 aC), establece que un código de leyes y un sistema judicial administrativo estaban en vigor mucho antes de esa época. Un cierto código de la ley rudimentaria existió durante el período preindustrial (c. 6000 - c. 3150 aC), pero un sistema legal efectivo había tenido que haber sido establecido al principio del período dinástico en Egipto (c. 3150 - c. 2613 aC) porque era ya en uso en los primeros años del Antiguo Imperio (c. 2613-2181 aC).

El Cuento del Campesino Elocuente también establece que la justicia y el trato justo para todos -no importa la clase social, la edad o el sexo- eran conceptos altamente valorados para los egipcios. Es claro a partir de obras como El Cuento del Campesino Elocuente, a partir de notas, cartas, juicios y revisiones sobre la ley hecha por reyes posteriores que los jueces y magistrados estaban trabajando a partir de un conjunto de leyes estándar, pero las especificidades de este documento es desconocido.

Es evidente, sin embargo, que la ley se basaba en ma'at y operaba a partir de un principio de precedente: un juicio sobre un determinado crimen en el pasado establecería la base para futuras sentencias. Lo que hacía un juicio legal y vinculante, sin embargo, no era necesariamente la habilidad o la sabiduría de un juez o magistrado, sino cuánto una decisión legal se acercaba al ma'at.

IMPORTANCIA DEL MA'AT

La principal responsabilidad del rey era defender ma'at; una vez que se entendiera como el papel principal de un gobernante, todas las demás responsabilidades del trono se encajan. La observancia central de la ceremonia de inauguración de un rey, en realidad, era ofrecer el espíritu de ma'at - personificado en una estatua - a los otros dioses como una promesa de que él mantenía el equilibrio universal.

Ramses II presenta el Ma'at a Amon Ra
Ramses II presenta el Ma'at a Amon Ra

Con el tiempo, el concepto pasó a ser personificado como una diosa con una pluma de avestruz blanca que se hizo tan importante para la cultura que ella apareció con los dioses Osiris, Thoth y Anubis en el Salón de la Verdad después de la muerte de una persona, donde el corazón de El difunto fue pesado contra su pena blanca de verdad. Si el corazón fue hallado más leve que la pena, la persona fue autorizada a ir a la vida eterna en el Campo de los Juncos; si el corazón estaba más pesado, fue arrojado al suelo, donde fue comido por el monstruo Amut y el alma de la persona dejó de existir.

El corazón de alguien sería más ligero si alguien hubiera vivido de acuerdo con el ma'at. Ma'at era el espíritu de toda la creación en armonía y, si una persona estaba de acuerdo con ese espíritu, ellos vivían bien en la tierra y también tenían buenas razones para esperar la paz eterna en la vida después de la muerte; si alguien se niega a vivir de acuerdo con el principio de ma'at, sufrir las consecuencias-en la vida y después de la muerte- que alguien habría traído sobre sí mismo.

Si una persona decidiera violar la ley robando granos de otra, el ladrón no sólo privaba a alguien de su propiedad, sino que interrumpía el equilibrio que permitía al mundo funcionar como debería. La egiptóloga e historiadora Margaret Bunson comenta esto, escribiendo:

Ma'at era el modelo para el comportamiento humano, de acuerdo con la voluntad de los dioses, el orden universal evidente en los cielos, el equilibrio cósmico sobre la tierra, el espejo de la belleza celestial. La conciencia del orden cósmico era evidente al comienzo de Egipto; Los sacerdotes-astrónomos mapearon los cielos y notaron que la Tierra respondía a las órbitas de las estrellas y de los planetas. Los sacerdotes enseñaron que la humanidad fue ordenada a reflejar la armonía divina, asumiendo un espíritu de quietud, comportamiento razonable, cooperación y un reconocimiento de las cualidades eternas de la existencia, como lo demuestra la tierra y el cielo. Todos los egipcios predijeron convertirse en parte del cosmos cuando murieron, por lo que la responsabilidad de actuar de acuerdo con sus leyes era razonable. La adhesión estricta a la ma'at permitió que los egipcios se sintieran seguros con el mundo y con el plan divino para toda la creación.

Paquetes a Egipto a partir de U$ 192

Nadie podría sentirse seguro, sin embargo, si el ma'at fuera ignorado y la gente pudiera comportarse de la manera que quisieran. Las leyes de Egipto fueron creadas -y un sistema judicial establecido- para garantizar que hubiera consecuencias inmediatas y desagradables para perturbar el equilibrio de la sociedad. Estas leyes se aplicaban a todos, desde el campesino hasta el rey, porque se entendía que todos en la sociedad tenían un papel que desempeñar y un papel atribuido a ellos por los dioses; si un magistrado, un juez o un vecino fuera favorito o juzga injustamente, sería tan culpable de perturbar al señor como un ladrón, ladrón o asesino.

EQUILIBRIO Y LEY

Para garantizar que la justicia se proporcionara a todos en el país-independientemente de la clase social-, sólo los mejores hombres fueron elegidos para cargos de autoridad legal. El visir de la tierra tenía que cumplir exigencias rigurosas para la posición, y éstas incluían aspectos morales y éticos, así como administrativos e intelectuales. La posición del vecino egipcio en los días de hoy es generalmente entendida como comparable al "consejero del rey", pero él era, en verdad, la brújula moral y el administrador jefe de todo el país.

Vizier Rekhmire Recibiendo Ofrendas
Vizier Rekhmire Recibiendo Ofrendas

Un famoso vizir del nuevo reino de Egipto, Rekhmira (también dado como Rekhmire), sirvió bajo los faraones Thutmosis III (1458-1425 aC) y su hijo Amenhotep II (1425-1400 aC). Él es más conocido por el texto Instalación del Vizir (también conocido como la Instrucción de Rekhmira), que describe los deberes del cargo, como alguien es elegido para la posición y cómo un vecino debería comportarse. El texto enfatiza la misericordia y la compasión, pero el foco general es el equilibrio - armonía - en el intento de mejorar las vidas de los desafortunados y aliviar el sufrimiento de las personas:

Yo defendía a la viuda sin marido. He establecido al hijo y al heredero en el asiento de su padre. Dejé pan a los hambrientos, agua a los sedientos, carne y ungüento y ropa para quien no tiene nada. Yo alivié al viejo, dándole a mi equipo, y haciendo que la vieja dijera: "¡Qué buena acción!" Yo odiaba la desigualdad, y no la hice, haciendo que hombres falsos fueran presos de cabeza hacia abajo. (van de Mieroop, 178)

Una vez que la ley fue basada en el principio divino del ma'at, fue considerada de origen perfecto y no debe ser usada indebidamente para fines personales. Un juez o cualquier otra autoridad legal que fue considerada culpable de abusar de su poder enfrentó castigos que van desde la amputación de las manos hasta el ahogamiento. La ley se aplicaba igualmente a todos en Egipto y la corrupción no era tolerada hasta el fin del Nuevo Reino, cuando las prácticas corruptas de la cima de la jerarquía de Egipto hasta el fondo eran desenfrenadas.

EL CAMPESINO ELOQUENTE Y LA DISMINUCIÓN

El cuento del campesino elocuente ilustra claramente el valor egipcio de la justicia. En la historia, un campesino llamado Khun-Anup es golpeado y robado por Nemtynakht, un rico propietario de tierras, que le dice que no sirve reclamar porque nadie en autoridad valorará la palabra de un campesino contra la de un rico hombre de tierras. Khun-Anup se niega a creer en ello, sin embargo, y presenta su caso al magistrado local.

El magistrado, Rensi, es movido por el caso del campesino, pero encuentra su discurso tan elocuente que relata la situación al rey, y el rey, intrigado, orienta a Rensi a mantener al campesino hablando y registrando sus discursos. Rensi hace lo que él es instruido, rehusándose a abordar la queja de Khun-Anup, pero proporcionándole (así como su familia en casa) con comida y bebida. Finalmente, después de que Khun-Anup hizo nueve peticiones - todas las cuales fueron escritas por los escribas de Rensi - él es recompensado con justicia: todas las tierras pertenecientes a Nemthnakht son dadas a él y, además, es honrado por el rey que lo considera . un maestro de la retórica.

Cuento del Campesino Elocuente
Cuento del Campesino Elocuente

La historia era popular entre las audiencias del Imperio Medio de Egipto, a través del Imperio Nuevo, y probablemente períodos posteriores, pero cada vez más no reflejaba cómo la justicia era administrada o cómo la sociedad estaba realmente viviendo los ideales del cuento. Cerca del fin del Nuevo Reino, el equilibrio se perdió durante el reinado de Ramsés III (1186-1155 aC), nunca fue totalmente recuperado y llevó a una serie de problemas significativos.

La época de Ramsés III fue el período de declive del Imperio Egipcio del Nuevo Reino. La invasión de los Pueblos del Mar en 1178 AEC exigió un enorme gasto en defensa y, aunque Egipto fue victorioso, los efectos de ese evento enviaron olas a través de la burocracia gubernamental que mantenía la sociedad. La inmensa pérdida de vida de la invasión resultó en una fuerza de trabajo agotada, lo que significó menos personas para trabajar la tierra y una cosecha pobre. Esta situación fue agravada por las condiciones climáticas, y la distribución regular de granos y bienes de la tierra, regularmente manejada por la burocracia eficiente, se rompió cuando los recursos se volvieron más escasos y los funcionarios más corruptos.

Aunque Ramsés III era un buen rey - considerado el último faraón efectivo del Nuevo Reino - no pudo mantener al ma'at como la principal directiva de su oficio. Su insistencia en mantener la tradición de la celebración del jubileo de 30 años del faraón, a pesar de las dificultades que enfrentaba el país, causó importantes recursos a ser dirigidos a la corte, y esa decisión significó que otros, más abajo en la jerarquía, tendrían que hacer sin hacer.

Ramses III
Ramses III

Los problemas se tornaron aparentes en c. 1159 AEC, cuando el pago a los trabajadores de la tumba en Deir el-Medina se retrasó y, en un movimiento sin precedentes, entraron en huelga. Ningún trabajador nunca entró en huelga antes en Egipto; Era literalmente impensable. Todos en la estructura social tenían un lugar y una responsabilidad, y no se podía simplemente decidir un día ignorar eso. Cuando los trabajadores atacaron, los funcionarios no pudieron manejarlo y, sin ningún tipo de experiencia con ese tipo de situación, intentaron comprar a los trabajadores con dulces del templo local.

La situación fue finalmente resuelta y los trabajadores pagaron, pero la huelga fue el resultado de un problema que nadie sabía cómo resolver: una violación de la observancia de ma'at por un rey reinante. Era responsabilidad del rey modelar el comportamiento de su pueblo, pero, en este caso, los trabajadores de la tumba fueron forzados a recordar al rey sus obligaciones y su transgresión. La huelga en sí fue una ruptura del equilibrio que llamó la atención para la mayor transgresión del gobernante.

En la época de Ramsés XI (1107-1077 aC), el imperio había caído y lentamente se desvió hacia la era conocida como el Tercer Período Intermedio de Egipto (1069-525 aC). Aunque una historia como El cuento del campesino elocuente todavía pudo haber sido popular durante ese tiempo, ella no reflejaba la administración práctica de la justicia. Oficinas tan altas como las del visir hasta el nivel de calle de los policías eran corruptos y obras como El cuento del campesino elocuente o la instrucción de Rekhmira no eran más relevantes porque pocas personas estaban viviendo más esos principios. Una vez que el valor del ma'at fue comprometido, el equilibrio fue perdido, y el sistema legal fundado en la armonía divina comenzó a declinar.

Escrito por Joshua J. Mark
Traducido por Khaled Ahmed

Comentarios o preguntas son bienvenidos

denota un campo obligatorio