La ciudad de Belén - ubicada a varios kilómetros al sur de Jerusalén, era una ciudad israelita donde David fue ungido rey de Israel y, según la tradición cristiana, también fue el lugar de nacimiento de Jesús.

  Que ver en la ciudad de Belén – La iglesia de la natividad

La Ciudad de Belén es uno de los destinos turísticos más importantes de la región de Palestina, pues este lugar alberga muchos lugares históricos y religiosos que son motivo de visita cada año. Es probable que te suene un poco, pues esta es la ciudad donde Jesús nació. Esto es un hecho conocido a nivel mundial independientemente de los distintos tipos de religiones que hay.

Que ver en la ciudad de Belén – La iglesia de la natividad
La iglesia de la natividad

Sin embargo, hay mucho qué ver en Belén, y aunque los peregrinos cristianos van a la ciudad para conocer la cuna de Cristo, este sitio tiene mucho más que mostrar.

¿Estás pensando viajar a esta ciudad pero no sabes qué ver o hacer? ¡No te preocupes! Aquí te contamos un poco acerca de Ciudad de Belén y de sus atractivos turísticos.

Un poco de la historia de la ciudad de Belén

Antes de contarte los sitios que puedes visitar en la Ciudad de Belén en la actualidad, hablaremos un poco acerca de la historia de este lugar, que se remonta a más de 5000 años de antigüedad. Y esto se debe a que esta ciudad se erigió en la época de los cananeos en el 3000 a.C.

Esta ciudad ha tenido varias referencias históricas que afirman que su existencia data de hace miles de años. En unas cartas del faraón Amenhotep III alrededor del 1350 a. C. este comentaba que era un sitio de descanso para los viajeros entre Egipto y Siria.

En la tradición bíblica esta ciudad tiene mucha más mención y no solo como la ciudad de nacimiento de Jesús de Nazaret. Sino también como ciudad que recibió la vida del rey David. Bajo el mandato de este rey la ciudad llegaría a su máximo esplendor político y económico.

Al pasar el tiempo en el siglo 4, la ciudad pasó a depender de una ciudad griega llamada Bizancio. Aquí Belén se convertiría en un punto religioso importante, pues el emperador Constantino I construyó monasterios, conventos, iglesias y la basílica de la Natividad, de la que hablaremos más adelante porque aun hoy está erigida y puedes visitarla.

Luego de la invasión persa en el 614 comenzaron las persecuciones a los cristianos, sin embargo, la ciudad no fue tocada, puesto que pagaban tributos que convenía a estos. Para el 1099 los cruzados se hicieron con la ciudad y se instalaron como comunidad agustiniana.

Estos introdujeron el latín como idioma y suplantaron tanto a autoridades como tradiciones cristianas. Sin embargo, esto no duraría mucho pues estos fueron vencidos por Saladino el ayabí en 1187.

Saladino expulsó a los cruzados y a los agustinianos, sin embargo, estos regresarían junto a los franciscanos unos siglos más tarde. Como ves la ciudad ha tenido siempre mucha riqueza cultural a pesar de los conflictos.

Pues por ella han pasado varias civilizaciones y quizás esta sea la razón de su riqueza cultural. Cuando llega la Primera Guerra Mundial se terminó el imperio otomano y Belén junto a Palestina pasó a ser gobernada por los británicos hasta la actualidad.

Este breve recorrido histórico es para hacer notar la importancia cultural y religiosa de esta ciudad, y para que los amantes de la historia tengan su dosis de curiosidad saciada.

Ahora que conoces un poco del panorama general de la ciudad, vayamos a los lugares que hoy en día debes visitar si vas a darte un paseo por ella. Te contamos los principales sitios para visitar en Ciudad de Belén.

¿Qué ver y hacer en Ciudad Belén?

Esta emblemática ciudad tiene una larga historia como te hemos contado anteriormente, pero ahora vamos a hablar acerca de las atracciones turísticas y puntos más importantes de peregrinación para muchos creyentes.

Tanto para judíos como para cristianos esta ciudad es de suma importancia, puesto que aquí encontramos la tumba de Raquel y también el lugar de nacimiento como de coronación del rey David. Y eso sin mencionar que también es la ciudad donde Jesús de Nazaret nació.

La iglesia de San Nicolás

Esta estructura imponente es de los sitios más significativos de Belén, pues debajo de ella existe una cueva donde vivió San Nicolás alrededor del siglo 4 a. C. Permaneció allí para poder adorar lo más cercano posible el sitio de nacimiento de Jesús.

Todavía se conserva un manuscrito hecho por la misma mano de San Nicolás con muchos de sus pensamientos y creencias. Este lo dejó en lo que era el antiguo monasterio y hoy puedes encontrarlo en el patriarcado de Jerusalén.

La iglesia está construida sobre el antiguo monasterio del periodo otomano. Este fue alzado por los mojen Karj en el 200 d. C. Luego fue demolido en 1921 para construir la iglesia actual. En la cueva se encuentra un ícono de San Nicolás y una llama encendida en su honor que nunca se apaga.

El muro de la vergüenza

Cuando te vas acercando a la ciudad de Belén te percatas de un gran muro que la rodea y está llena de grafitis. Si pides a cualquier taxi que te lleve hasta allí, estos te dirán que es el muro de la vergüenza.

El muro expone la delicada situación política entre Palestina e Israel en la actualidad. El gobierno rodeó la ciudad con estas murallas para evitar ataques, lo que a su vez ha hecho más limitada la vida diaria de sus habitantes. Puesto que gracias a esto y a los puestos de control el turismo, una de las fuentes principales de ingreso de la ciudad, ha disminuido bastante.

Al llegar al muro podrás ver las obras de grafitis que mayormente son anónimas y de índole política. Muchos se jugaban la libertad o incluso la vida por plasmar allí sus pensamientos en sprays. Hecho de hormigón y de unos 10 metros de alto más o menos, con cámaras, púas, alambre y torres de vigilancia, este muro sin duda te impresiona.

Este “monumento” si lo podemos llamar así, es parte de nuestra cultura e historia contemporánea que todavía se está tejiendo en la actualidad y nos hace entender que el mundo es mucho más complejo de lo que pensamos.

La Iglesia de la Natividad en Belén

La Basílica es un edificio de unos 12.000 m2 y está conformada por varios edificios, esta recibe bajo su techo deferentes religiones que creen en el nacimiento de Jesús. Es por eso que tanto católicos romanos, como griegos ortodoxos y apostólicos armenios comparten este edificio.

Allí dentro encontramos la Gruta de la Natividad. Este es un lugar pequeño donde está marcado el sitio donde Jesús nació. El hueco o gruta, es el pesebre y está rodeado de una estrella hecha de plata con 14 puntas.

Cercano a la gruta está un altar que conmemora a los Reyes Magos. Aquí mismo puedes visitar el Pozo de los Reyes Magos, que es una cisterna donde se dice que se reflejó la luz de la estrella que los guiaría a Belén donde nacería el Mesías Cristiano.

Iglesia de Santa Catalina

De estilo gótico y renacentista esta iglesia está dedicada a Santa Catalina de Alejandría, quien consagró su vida a Jesús después de presenciar su aparición en el 290 d.C. Ella es venerada por haber logrado convertir los filósofos del emperador al cristianismo. Sin embargo, este debate le costó la vida.

Cada año se celebra la misa de Medianoche en Nochebuena en esta iglesia desde el año 1852.

La Mezquita de Omar

Muchas ciudades de medio oriente son sitios donde las religiones confluyen y se respetan mutuamente, es por eso que Belén no podía ser la excepción. En la Plaza del Pesebre hay un entendimiento de las religiones que se percibe cuando ves iglesias cristianas y mezquitas en el mismo lugar.

Allí podemos encontrar la Mezquita de Omar, que es un lugar de culto musulmán. Es un terreno amplio con una Qibla, muro en dirección a la Meca donde se realizan rezos por parte de los fieles. Su nombre se debe al califa Omar Ibn Al-Khattab, quien durante su gobierno levantó la mezquita para los musulmanes, pero este también respeto el culto de los cristianos.

Esto último es la razón principal de porque la Iglesia de la Natividad haya llegado hasta nuestros días.

Iglesia de los Pastores

Este santuario está ubicado en el campo de los pastores, llamado así porque cuando Jesús nació había unos pastores cerca que fueron avisados por un ángel del nacimiento del Mesías y llamados a adorarlo. En la zona se han encontrado diferentes artefactos de las distintas civilizaciones que se establecieron en Belén.

Como ves Belén es un gran sitio para conocer y explorar acerca de las diferentes culturas que han dado vida a la ciudad. Asimismo, es un increíble lugar para conocer las diferentes religiones que aquí convergen. Es en definitiva un lugar tan lleno de historia que no puedes dejar de visitar.

Campos marcados con * son obligatorios

Reemplazo de dinero 100% en caso de no sea satisfecho de nuestro servicio
SATISFACCIÓN GARANTIZADA
Comprobar opiniones de nuestros pasajeros en Tripadvisor Testimonios

TESTIMONIOS