Ciudad de Jerash - La antigua ciudad de Jerash es una de las atracciones más populares de Jordania detrás de Petra. Es considerado uno de los más grandes y mejor conservados

 Ciudad de Jerash - Ciudad romana de Jerash

Jordania es un país rico es lugares históricos y ruinas arquitectónicas únicas. Y a tan solo 1 hora de camino de Amman Ciudad de Jerash - Ciudad romana de Jerashsu capital, encontrarás unas de las ruinas romanas mejor conservadas que datan de hace más de 6.000 años: la Ciudad de Jerash.

Si siempre quisiste saber cómo era vivir en los entornos de la película Ben Hur, en la Ciudad de Jerash podrás recrear en tu mente estos escenarios. Podrás incluso visitar un gran hipódromo que albergó a más de 15.000 personas en su momento. ¿Increíble, cierto?

Si vas de viaje a Jordania, no puedes dejar de pasar un día entero en Jerash. Te sentirás viviendo en la época romana, puesto que el estado de las ruinas está casi intacto.

La conservación de las ruinas se debe en gran parte a las técnicas de conservación de todos los arqueólogos del mundo. Pero también, los protagonistas de esto, son las grandes habilidades y las técnicas de construcción urbanas de los romanos.

Estando aquí te diremos qué ver en Ciudad de Jerash. Cuáles son esos monumentos imperdibles que no puedes dejar de visitar en los vestigios de esta ciudad romana.

El Arco de Adriano

Este monumento marca la entrada a la ciudad  y fue construido entre los años 129 y 130 a. C. El levantamiento de este conmemoró la visita del emperador Adriano a la ciudad de Jerash. Este quien era un verdadero admirador de la cultura griega, fue hasta dicho lugar para admirar su arquitectura.

Al igual que otros arcos construidos durante esa época como el de Constantino y los de Tito, este era prominente con sus 13 metros de alto y las delicadas tallas de hojas de acanto en sus columnas color miel. Eran la mejor manera de entrar a esta gran ciudad.

Cardo Maximus

¿Alguna vez quisiste imaginar cómo era caminar por calles romanas antiguas? Si atraviesas el Cardo Maximus, un camino recto flanqueado de columnas que aún se conservan en pie. Vivirás en todo su esplendor lo que era un camino romano.

Este es uno de los lugres más prominentes de Jerash, y a lo largo de sus 800 metros de recorrido valen la pena. Fue construido en el siglo I a.C. y debajo de este hay un sistema de saneamiento y alcantarillados completos.

La calle todavía hoy preserva los distintivos sellos de la vía principal de la ciudad. Puedes distinguir aún las maracas y surcos dejados por los miles de carros a caballo que ingresaban al a ciudad.

Templo de Artemisa

Artemisa es una diosa venerada por los griegos, ella bendecía la caza y la fertilidad a quienes la adorasen. El templo en su honor en Jerash fue construido entre los años 150 y 170 a.C. hermoso y grande este templo conserva todavía sus 12 columnas corintias talladas.

Alguna vez el templo estuvo recubierto con mármol. También contaba con varias estatuas de la diosa para adornar sus patios y entrada. Sin lugar a dudas un sitio para conocer e imaginar un poco sobre la cultura griega.

El gran hipódromo

Este complejo deportivo construido en algún momento entre los siglos I y III d.C. estuvo rodeado de asientos para unas 15.000 personas, lo que es más del doble de su capacidad actual. Se utilizó principalmente para carreras de carro y competiciones atléticas.

En excavaciones más recientes se han descubierto restos de talleres y establos, que dan indicios de que fue usado por los Persas en su invasión en el siglo VII para jugar al polo. Parece mentira, cómo un solo lugar puede contener tantas historias y registro de hechos históricos de muchos siglos.

Teatro del Sur

Puede que a simple vista y desde el exterior el teatro no parezca algo impresionante. Sin embargo, tras esa gran puerta de madera en medio de los arcos se esconde realmente un tesoro cultural. Cuando ingresas al teatro, te das cuenta de lo intacto que ha permanecido a lo largo del tiempo.

Y es que fue construido entre el 81 y el 96 a.C. podría albergar a 5000 espectadores y tenía dos pisos. En la actualidad solo hay un nivel, pero todavía conserva su esplendorosa esencia.

El corazón de la ciudad de Jerash: El Foro

La plaza de forma ovalada rodeada de 56 columnas jónicas no solo es impresionante, sino que es uno de los símbolos más destacados de la Ciudad de Jerash. Este lugar es conocido como el corazón de la ciudad, ya que es el punto de encuentro entre la principal (Cardo Maximus) y el Templo de Zeus.

Fue además un mercado y un lugar principal para la vida pública y política de sus ciudadanos. Era un encuentro de comercio importante. Si viste películas como Ágora, sabrás que estos sitios constituían la vida social de las personas en la ciudad.

Imaginarse a un filósofo en la esquina dando clases, o a un poeta contando grandes historias míticas, mientras al otro lado se vendían frutas y hortalizas, es sin duda revivir el modo de vida de estas civilizaciones antiguas.

El templo de Zeus

Zeus fue una de las principales deidades de las primeras culturas del mundo, principalmente de la griega y su culto se expandió a otras con el paso del tiempo. De hecho, el templo de este dios griego fue construido en Jerash sobre los restos de un templo romano.

Este fue erigido en 162 d.C. donde todavía el cristianismo no había conquistado como religión la gran mayoría de las culturas. Las escaleras que conducen al patio sagrado son magníficas. Y hoy donde algunos lagartos toman el sol, es donde se realizaban sacrificios en honor al padre de los dioses griegos.

Está ubicado en la parte alta de la colina, por lo que es un edificio que se deja ver desde que llegas a la ciudad. Es además muy prominente, y a pesar de los vestigios del tiempo, la erosión y algunos terremotos, sigue en pie lo suficiente para que comprendamos su importancia dentro de esta cultura.

Una vez que has visitado los monumentos principales y ¿por qué no? De toda la ciudad de Jerash. Es hora de hablar, de algunas otras cosas que también puedes hacer aquí.

¿Qué hacer en la ciudad de Jerash?

Si te quedaras más de un día en este fascinante lugar, podrás hospedarte en algunos hoteles de la ciudad. Sin embargo, te advertimos que son pocos pero las opciones que hay son cómodas. Hay opciones en las afueras de la ciudad que ofrecen incluso camping.

Quedarte te permitirá conocer los lugares cercanos a la ciudad, que también son igual de interesantes. Y si tienes un gran espíritu aventurero no puedes dejar de ver la reserva natural Parque Nacional Dibbin, donde estarás en contacto con la vida salvaje del lugar.

También puedes visitar y explorar el castillo de Ajun, que está en la cima de una colina. Aunque tendrás que caminar cuesta arriba unos 3 kilómetros de la ciudad de Jerash. Allí podrás conocer esta estructura del siglo XII y explorar sus habitaciones, estancias y paisajes. De igual forma, puedes tomar un taxi económico hasta el pie de la colina.

Seguramente te estarás preguntando dónde comer luego de tanta caminata. Y aunque hay varias opciones las favoritas son Lebanesse House y Jerash Rest House.

En la primera la comida en sin duda la mejor, es tanto alabada por locales como los turistas. Sirven platos tradicionales como el kibbeh nayyeh y platos internacionales. El segundo hará que te enamores de la vista, pues es el más cercano al parque arqueológico.

Disfrutar de una deliciosa comida mientras admiras las ruinas es una experiencia única. ¿Eres fanático de los almibares de Jordania? Pues hay un lugar en pleno centro de la ciudad para comer knafeh y baklava que te va a encantar: Green Salon Sweets.

En las afueras de la ciudad encontrarás una cantidad impresionante de vendedores. Como los suelos de este majestuoso lugar son muy fértiles, la venta de frutos y productos frescos es sin igual. No dejes de probar los dulces higos y las aceitunas de la región.

Ten en cuenta a la hora de comprar tus recuerdos, que habrá vendedores ofreciéndote algún artículo sacado del parque arqueológico y aunque te sientas tentado a llevarte a casa un pedazo de historia antigua, esto es ilegal.

Puedes pasear y disfrutar de la ciudad pero con mucha consciencia. Recuerda no dejar basura y mantener este lugar, que lleva aquí cientos de años.

¿Qué te ha parecido el pequeño tour que te hemos dado? Increíble ¿verdad? Pues imagínate entonces la experiencia de vivirlo directamente. Al visitar Jordania no dejes de pasar por la ciudad romana de Jerash, será una experiencia única que te transportará a otra época.

Campos marcados con * son obligatorios

Reemplazo de dinero 100% en caso de no sea satisfecho de nuestro servicio
SATISFACCIÓN GARANTIZADA
Comprobar opiniones de nuestros pasajeros en Tripadvisor Testimonios

TESTIMONIOS