Qué ver en Tánger - Tánger es una pequeña ciudad al norte de Marruecos que viene creciendo los últimos años, si le preguntas a un local sobre esto la percepción de ellos, te dirán, que probablemente haya un millón de habitantes allí, sin embargo, los números indican que esa cantidad se ha triplicado.

SATISFACCIÓN GARANTIZADA

100% de reembolso si no está satisfecho con nuestro servicio

Consulte las opiniones de nuestros pasajeros en Tripadvisor  e Testimonios

Qué ver en Tánger - Marruecos que visitar 

A pesar de que es un lugar pequeño, está muy cerca de Europa, tanto que podrás ver a España desde ella cuando hay Qué ver en Tánger - Marruecos que visitarbuen clima. La ciudad portuaria cada vez más se encuentra entre los planes turísticos de las personas que viajan a Marruecos.

Esto se debe a que el casco antiguo y el centro de la ciudad tienen mucho para mostrar. Puedes incluso encontrar muchas cosas que ver en Tánger y alrededores, hay guías turísticas de exploración de un día, pues es un tiempo suficiente para conocer varias atracciones de la ciudad si no te quedarás en ella.

Aquí te presentamos cuáles son esos lugares que tienes que ver en Tánger cuando visites Marruecos.

Cosas qué ver en Tánger

Marruecos es un país extraordinario que desde sus grandes localidades, pasando por el Sahara y hasta sus ciudades más pequeñas siempre tendrá algo que mostrarte. Conoce aquí qué cosas puedes ver y conocer en Tánger, para que al visitar este país no dejes esta ciudad fuera del itinerario.

Medina de Tánger

La Medina son las murallas que rodean una zona de la ciudad, esta comienza y termina con una mezquita que resguarda. No se permite el uso de autos allí dentro, que aunque se quisiera tampoco se podrían usar pues las calles son estrechas y no es posible conducir allí.

Esto quiere decir que la Medina es un paraíso peatonal que esconde muchos lugares secretos y encantadores. Podrás encontrar desde restaurantes, cafeterías y panaderías, hasta pequeñas tiendas de antigüedades y de suvenires.

Asimismo, podrás palmar y vivir de primera mano el vivir diario de los marroquíes que viven en esta ciudad, haciendo de tu viaje una experiencia mucho más cercana a esta cultura.

Mercado central de Tánger

Este mercado sin duda es muy tradicional y la mezcla de colores y olores exóticos te dejará embriagado en una de las experiencias más geniales de tu viaje. Encontrarás una variedad de objetos, hierbas, especias y más.

El mercado es en sí mismo una de las atracciones turísticas imperdibles de Tánger, es un espacio cubierto donde se vende de todo, desde pollos, hasta fragancias y pescado fresco. Las cerámicas y alfombras sin duda serán tus favoritas.

No te pierdas la oportunidad de recorrerlo por completo y encontrar algún tesoro oculto en la inmensidad de objetos que encontrarás en tu camino.

La Kasbah de Tánger

Los kasbahs son estructuras fortificadas hechas por los bereberes que podrás descubrir en todo Marruecos. En Tánger podrás visitar dónde vivió el sultán justo al norte de la Medina. La puerta central abre el paso a un gran patio que es el camino al Palacio Dar el-Makhzen. Hoy en día se conoce a este Palacio como el Museo Kasbah.

Construido en el siglo XVII el palacio, fue ampliado por cada sultán reinante con el paso del tiempo, por eso es una estructura tan impresionante. Sus techos de madera tallada y el patio de mármol palpan la esencia de la artesanía marroquí.

El Museo del Legado Americano

Quizás un hecho histórico desconocido para muchos es que Marruecos fue el primer país en reconocer a los Estados Unidos como independiente de Gran Bretaña luego de la guerra revolucionaria.

Es por esto que el Museo del Legado Americano tiene su cabida en la ciudad de Tánger justo dentro de la Medina. Aunque da una impresión extraña como de no pertenecer a esa cultura, el museo es un símbolo histórico entre ambos países.

Darte un paseo por allí te dará la sensación de entrar en otro ambiente, algo inusual, sí, pero rico de experiencias históricas y culturales de ambos países.

La librería des Colonnes

Todo amante de los libros no deja de visitar una librería donde sea que esté en el mundo, y en el caso de Marruecos la cueva de tesoros literarios conocida como Librería des Colonnes, es parada obligatoria para todo bibliófilo.

No solo ha sido uno de los lugares favoritos de muchos escritores reconocidos como Samuel Beckett o Truman Capote y Tennesse Willians, sino que es un lugar encontrado con un toque anticuado que está lleno de libros fascinantes y pequeños tesoros para los curiosos.

Un té en el Café Hafa

Sin duda el descanso en medio de la exploración merece una gran vista, y ningún café te dará la mejor bienvenida como lo hace Café Hafa. Situado en la cima de la Kasbah, mientras disfrutas un delicioso té podrás ver los barcos que vengan entre Marruecos y España para darle a tus sentidos un deleite visual y aromático.

Eso sí, tendrás que estar pendiente de tu reloj porque podrías pasar horas en este encantador lugar sin darte cuenta.

Cabo Espartel

En las cercanías de Tánger también hay mucho que ver y es que el Cabo Espartel es de esos lugares que no te puedes perder durante tu viaje a Marruecos. Un paseo por la costa con vistas al mar y a la vida silvestre del lugar, este sitio es ideal para el senderismo.

Una visita al Faro Espartel es clave para lograr la exploración completa, asimismo desde allí apreciarás los acantilados y las cuencas de Hércules.

Las Cuevas de Hércules

Conocidas como el “Mapa de África” pues estas cuevas tienen la forma de dicho continente y puede apreciarse esta forma desde el mar. Podrás llegar a las cuevas hasta ellas fácilmente desde Cabo Espartel, pues están a tan solo 5 kilómetros de este lugar.

El nombre de las cuevas tiene que ver con los trabajos de Hércules o Heracles, quien en la mitología griega tenía que cumplir con unas tareas para ser perdonado por matar  a su familia. Se cree que es en estas cuevas donde el famoso héroe griego se refugió antes de robar las manzanas de las Hespérides, que según algunos, estaban en las cercanías de la ciudad de Lixus.

Los amantes de la historia y la mitología no pueden dejar de pasarse por este lugar e imaginarse al gran Heracles descansando antes de ir a realizar su undécimo trabajo.

Puerto de Tánger

Otro de los paseos imperdibles de Tánger es el del antiguo puerto, a esta zona llegan ferrys y embarcaciones para pasar el tiempo. En la actualidad el puerto fue remodelado para recibir grandes embarcaciones marinas y encontrarás áreas con matices históricos a sus alrededores.

Un paseo donde la brisa marina te purifique, es sin dunda algo inolvidable. Podrás desde ahí visitar la Medina y su Kasbah, además de ir a la ciudad nueva. Asimismo, si te paseas en coche podrás llegar al puerto a través de la avenida principal, el Bulevar Pasteur,

De esta forma podrás ir desde el barrio francés al nuevo barrio español, deleitando tu vista con matices culturales e históricos de esta ciudad heterogénea.

La Gran Mezquita

La gran Mezquita de Tánger no pasará desapercibida cuando llegas a la ciudad, o incluso si vienes por mar a la ciudad podrás apreciarla desde el océano antes de llegar. Esta estructura es una de las paradas obligatorias para todo turista que va a Marruecos, pues su belleza arquitectónica y su historia sin duda te dejarán prendado al lugar.

Esta mezquita data del año 1684, y fue construida originalmente como la Catedral del Espíritu Santo, durante la llamada “época portuguesa”. En la actualidad sus colores predominantes, el blanco y el verde, son la simbolización del paraíso y la religión en la tierra, estos colores serían añadidos a finales del siglo 19.

Alrededor de unos dos mil años atrás, los romanos habían ocupado este lugar, convirtiendo la mezquita en un templo dedicado al héroe griego Heracles, o como se le conoce en la cultura romana Hércules.

Esta mezquita solo podrás apreciarla por fuera a menos que seas musulmán, pero sus alrededores son bellísimos, por lo que un paseo por ella y el mirador del puerto permitirán que disfrutes de las mejores vistas de Tánger.

Todos estos sitios hacen de Tánger un lugar que no debes dejar pasar en tu viaje, quedarás fascinado con la ciudad por su mezcla entre el mundo moderno y el antiguo. La combinación de colores, culturas y religión es sin duda de los atractivos más grandes de la ciudad.

Solo incluye en tu planificación una parada de dos días en la ciudad y conócelos todos, ten presente que esta ciudad es una combinación de la cultura marroquí y occidental, así como una mezcla entre las culturas musulmanas y cristianas que conviven diariamente.

Contáctenos

Campos marcados con * son obligatorios