San Salvador de Chora – Museo de Chora Estambul

La iglesia de San Salvador de Chora es uno de los íconos supervivientes más bellos de un arte y arquitectura bizantinos. Al igual que muchos de los monumentos históricos de Estambul, el museo de Chora, como se le conoce actualmente, tiene un pasado largo y lleno de vaivenes, producto de si larga historia.

San Salvador de Chora – Museo de Chora Estambul

La primera Iglesia del Santo Salvador en Chora (como se la conoció originalmente) se construyó durante el reinado de Justiniano (527-565) en el sitio de una antigua capilla que estaba ubicada justo afuera de las primeras murallas de la ciudad, pero dentro de las murallas de Teodosia, restos estas murallas todavía existen hoy en día y rodean lo que fue la capital del Imperio Bizantino, es decir la ciudad de Constantinopla.

La palabra chora es una antigua palabra griega que significa campo, en una clara una referencia al hecho de que la capilla original estaba fuera de las murallas de la ciudad, en lo que habrían sido campos.

Historia de a la Iglesia San Salvador de Chora

En un principio la iglesia de San Salvador de Chora fue construida por San Teodio por orden del emperador bizantino Justinious en 534, y luego en el siglo XI fue reconstruida por la suegra del emperador Alexious, Maria Doukaina.

Apenas dos siglos después, la iglesia fue devastada durante la invasión latina entre (1204-1261), la cual causo entre otras cosas la división final entre las iglesias ortodoxa oriental y católica romana. Posteriormente la iglesia fue reparada por el arquitecto creativo Theodoros Metokhites en el siglo XIV. Utilizó el estilo arquitectónico renacentista añadiendo un nártex, es decir, un atrio separado del resto de las naves por divisiones fijas, destinado a los penitentes y a los catecúmenos, y un paraclesion, es decir, una capilla adyacente a una iglesia de rito ortodoxo.

Después de la conquista de Estambul por parte del Sultán Mehmet, la iglesia continuó sirviendo como iglesia católica hasta que fue convertida en una mezquita por el visir Ali Hadım Pasha en el año 1511 de la misma forma en la que se convirtió la iglesia de Santa Sofía. Los mosaicos y frescos estaban de la iglesia se cubrieron de tierra, pintura y yeso.

San Salvador de Chora funciono como mezquita hasta 1945, cuando se convirtió en un museo. En ese momento las obras de restauración destaparon los impresionantes mosaicos dentro de la iglesia.

Arquitectura de a la Iglesia San Salvador de Chora

Si bien tuvo una historia turbulenta, cuando miras el edificio su arquitectura y su belleza estética te atrae tan pronto como entras en el recinto. Toda la iglesia esta adornada por fascinantes frescos y adornos de mosaicos. Muchas de las imágenes en las paredes, reflejan la historia de la Biblia, mayormente sobre la historia de la Virgen María, su hijo Jesucristo, aunque tambien se tratan otros temas religiosos.

La iglesia de San Salvador de Chora es pequeña comparada con otras iglesias de Estambul, sin llegar a ser minúscula, tiene una superficie de 742,5 metros cuadrados, y si bien desde afuero no parece ser un monumento tan impresionante, por dentro es completamente majestuosa, su diseño es un claro ejemplo de la arquitectura bizantina: el edificio consta de tres partes principales: nártex o vestíbulo, la naos o cuerpo principal de la iglesia y el paraclesion o capilla adyacente funeraria. El nártex a su vez se divide en dos partes: el nártex interior o esonártex y el nártex exterior o exonártex que son contiguos.

Además, la iglesia de San Salvador de Chora tiene seis cúpulas, dos sobre el esonártex, una en el paraclesion y tres en la naos. La cúpula más grande, de 7,7 m de diámetro se encuentra en el centro de la naos.

La arquitectura de San Salvador en Chora por si sola merece una visita, especialmente si consideras que artes de esa construcción tiene más de mil años de antigüedad, y que, a lo largo de ese tiempo, la iglesia se ha ido ampliando y modificando.

Sin embargo, el verdadero tesoro de la iglesia de San Salvador de Chora se encuentra adentro de la iglesia: son los mosaicos y los frescos que cubren sus paredes, quizás entre los más hermosos del mundo bizantino.

Los mosaicos y frescos de San Salvador de Chora

Admirar los mosaicos es fácil, pero entender y explicar los mosaicos de San Salvador de Chora es mucho más complicado que explicar la Biblia. En su momento los mosaicos fueron creados para servir de guía visual para la enseñanza de la biblia.

Dentro de la iglesia todo reclama tu atención, los techos y las paredes están bellamente adornados con imágenes bíblicas, incluyendo momentos de la vida de Jesús, empezando antes de su nacimiento, con la anunciación a San José o la huida a Egipto, su bautismo, las bodas de Canáan, la samaritana, el leproso, y sobretodo, hay muchas imágenes de la vida de la Virgen María: todo el Nuevo Testamento está representado ahí.

Tambien esta el Cristo Pantocrátor, una curiosa genealogía de Cristo desde Adán, la virgen con el niño o un impresionante Juicio Final.

Los cuatro Secretos de San Salvador de Chora

Esta magnífica estructura incluye algunos secretos; son curiosidades que debes descubrir durante tu visita al museo.

Primer secreto: la placa de mármol ubicada en la pared lateral llamada Apsis asombra a la gente. Porque en ella puede ser visto un fósil de necton. También hay que destacar que la fosilización sobre el mármol es bastante rara

Segundo Secreto: muchos mármoles de Egipto y Tesalia se usaron para cubrir el edificio del museo de San Salvador de Chora, pero uno de esos mármoles es muy interesante porque tiene forma de trébol de cuatro hojas.

Tercer Secreto: ubicado en la primera entrada del salón del museo, el mosaico que trata la ceremonia de la boda muestra la historia escrita en números árabes. Todavía no se ha resuelto el código de esa historia.

Ultimo Secreto Del Museo Chora: En la parte de la Capilla, hay dos mosaicos incluidos las figuras con color negro. Esto es muy interesante porque el vestido negro refleja la comunidad puritana que se ve más tarde, en el siglo XVI. Pero esas figuras pertenecen al siglo 13, por lo que nos muestra que hay un primer paso hacia el mundo puritano.

Otras cosas que no puedes perderte al visitar San Salvador de Chora

Como ya hemos reseñado los mosaicos de la antigua Iglesia de Chora cuentan historias bíblicas, que pueden seguirse como una novela gráfica. Son un poco difíciles de seguir, estos son los más importante que de seguro no te querrás perder:

El ciclo de la vida de la virgen: en la pared norte del nártex interior hay 17 imágenes que representan la vida de la Virgen María, incluidos su nacimiento, sus primeros pasos y su matrimonio.

El ciclo de la infancia de Cristo: esta secuencia continua a partir del nacimiento de cristo en la secuencia anterior, y cuenta la historia de los primeros años de Jesucristo, hasta que sale para viajar a Jerusalén, comenzando en la luneta norte en el muro oeste del nártex exterior.

El ciclo del ministerio de Cristo: este ciclo se extiende a través de las bóvedas, lunetas y colgantes de los nórtex internos y externos y representando muchos milagros familiares, como curar a un leproso, convertir el agua en vino y multiplicar los panes y los peces.

Algunas curiosidades adicionales

El nombre de esta iglesia nunca se escribió en caracteres latinos, por eso hoy en día no se sabe a ciencia cierta la forma correcta de escribir su nombre pudiendo ser San Salvador de Chora o San Salvador de Cora, por el contrario, el significado de Chora/Cora no se discute, y significa en el campo/fuera de la muralla.

Ahora bien, antes de planificar tu viaje debes saber la siguiente información:

¿Dónde Está?

La Iglesia de San Salvador de Chora o Cora está en la zona de Edirnekapı. Específicamente en Dervişali Mahallesi, Kariye Cami Sk. No:8, 34087 Fatih/İstanbul.

Horario

El museo está abierto de 09:00 a 16:30 todos los días excepto los miércoles. Aunque en verano el horario se extiende y puedes ingresar hasta las 19:00.

Precio de Entrada

La entrada general tiene un costo de 45 liras turcas, unos 8 dólares americanos o 7 euros.

¿Como llegar?

San Salvador de Chora esta poco más lejos que la mayoría de las excursiones en Estambul, esto desanima a muchos viajeros independientes. Sin embargo, es un monumento que vale la pena ver ya que cuenta con algunos de los mejores ejemplos de frescos y mosaicos bizantinos.

A pesar de que, en tiempos de Constantinopla, la iglesia estaba en el campo, fuera de la ciudad amurallada, hoy en día la iglesia está en pleno Estambul, aunque lejos del centro histórico

Otra buena forma de llegar a San Salvador de Chora es en taxi, esta iglesia esta a casi 6 kilómetros de la iglesia Santa Sofia, así que vale la pena tomar un taxi.

Otra forma de llegar es en ferry por el Cuerno de Oro, desde Eminönü hasta Ayvansaray y, una vez allí, subir la colina y seguir los restos de la muralla de Teodosio. Si decides tomar el ferri, es recomendable que descargas el mapa antes de aventurarte a caminar.

Cerca de…

  • Hamam de Suleymaniye (2.8 km)
  • Torre Gálata (3 km)
  • Crucero por el Bósforo (3 km)
  • Puente Gálata (3.1 km)
  • Bazar de las Especias (3.1 km)

Algunos consejos útiles al momento de visitar la Iglesia

Asegúrate de ver el mosaico "Dormición de la Virgen" en el área principal del museo.

El museo de San Salvador de Chora se encuentra cerca de los restos de las murallas de tierra de Teodosia. Por lo tanto, vale la pena dar un corto paseo a las paredes, donde hay escalones que te permiten subir a ellas, para una vista impresionante de la ciudad.

Una vez en Edirnekapı, considera aprovechar al máximo tu viaje y acércate a aa magnífica mezquita Mihrimah Sultan, diseñada por Mimar Sinan, esta mezquita está a pocos pasos de distancia.

Si quieres conocer la comida tradicional otomana este es el lugar perfecto, ya que en esta zona sirven platos con recetas originales que datan de cientos de años.

No hay muchos hoteles en esta zona, excepto el Kariye Oteli que se encuentra junto al museo.

En Estambul la iglesia de San salvador de Chora se conoce con el nombre de Kariye Camii o Kariye Müzesi, no te confundas, ningún cartel dice San Salvador de Chora.

Los mosaicos son realmente detallados y reclamarán toda tu atención, si realmente te gusta el arte es recomendable que lleves prismáticos especialmente para observar los detalles del techo, la cantidad de detalle que tienen los mosaicos y los frescos es para ser admirada de cerca.

Te llevará un rato verlo todo porque, siempre encontrarás un pequeño detalle que se te había pasado por alto en el primer vistazo.

La torre Gálata Estambul – Entrada, Horarios y Transporte

Vestimenta para Estambul
Vestimenta en Turquía para turistas y mujeres, Ropa adecuada para entrar a las mezquitas

paquetes de viajes a Turquía